UNA MEZCLA ESPECIAL...

 

Desde el punto de vista de la química, el suelo es una mezcla.

Es decir, que está compuesto por diferentes sustancias: tierra, sales minerales, agua, seres vivos en descomposición, aire, piedras, arena...

Se trata de una mezcla que tiene componentes en tres estados: sólido, líquido y gaseoso.

Decir cuáles son las sustancias que  componen el suelo, es decir cuál es su composición.

 

¿DE QUÉ ESTÁ COMPUESTO EL SUELO?

 

 

No todos los suelos son iguales, se distinguen por su composición. No es lo mismo la arena que la arcilla o que una tierra con humus. Los componentes de la mezcla que forman un suelo son los responsables de sus características y de lo que en él ocurren.

 

El suelo es la parte más superficial de la corteza terrestre. Los principales componentes del suelo son dos: la materia inorgánica y la materia orgánica.

 

  • La materia inorgánica. Está constituida por trozos de rocas, minerales, aire y agua, en la cual hay disuelto oxígeno y alimentos. El aire proporciona el oxígeno necesario para que vivan los seres vivos del suelo.
  • La materia orgánica. Es la materia procedente de los seres vivos. Por ejemplo, los propios seres vivos que habitan bajo tierra (lombrices, hongos microscópicos…), las raíces de las plantas y el humus o mantillo, que se forma a partir de la descomposición de la materia orgánica, como los restos de animales muertos u hojas caídas de los árboles.