¡EL SUELO TIENE VARIAS CAPAS!

 

En un suelo se distinguen tres capas:

  • La capa superior. Es la capa más externa del suelo. Ahí se depositan las hojas caídas de los árboles, las pequeñas ramas y los restos de animales. Está formada por arena, arcilla y mantillo. El mantillo lo producen algunos organismos vivos que habitan en el suelo. En esta capa se pueden encontrar animales como las lombrices, los escarabajos y otros. También hay raíces de plantas.
  • La capa intermedia. Esta capa es pobre en mantillo, pero tiene muchos nutrientes, es decir, sustancias que pueden servir de alimentos a los animales y a las plantas. Estos nutrientes se filtran desde la capa superior. En la capa intermedia hay trozos de rocas y raíces de los árboles.
  • La capa inferior. Está formada por trozos de roca y por la roca madre, la roca inalterada a partir de la cual se forman los suelos. En esta capa hay muy poca agua.